Estás aquí
Home > Consejo Directivo > Unión Alem Progresista es el nuevo campeón de la Liga Confluencia

Unión Alem Progresista es el nuevo campeón de la Liga Confluencia

La obtención del torneo Apertura de la Liga Confluencia por parte de Unión de Allen no fue magia. El elenco que dirige Gianni Moscone derrotó por penales a La Amistad, luego de igualar 1-1 en el tiempo regular, y se quedó con el primer certamen del año a fuerza de trabajo, sacrificio y mucha personalidad. En la revancha de la final, los allenses se hicieron fuertes como visitantes ante el gran candidato al título y gracias a su efectividad desde los doce pasos se quedaron con el título.

Tras empatar en los noventa minutos con el mismo resultado que en el duelo de ida, el certamen se definió desde el punto penal donde los allenses estuvieron más finos y doblegaron a los cipoleños por 3-1. Los Magos hicieron gala de su orden defensivo, aprovecharon las pocas opciones que tuvieron y contaron en el arco con la enorme presencia de Emiliano Cognini, quien no sólo se lució en la tanda de penales sino que también fue fundamental con varias atajadas memorables.

De entrada fue La Amistad quien intentó imponer condiciones. Con el buen trato de pelota habitual, el local se adelantó en el campo mientras que Unión se replegó en el fondo a la espera de algún contragolpe. A pesar de los intentos de ambos conjuntos por crear situaciones de peligro, el primer tiempo tuvo un trámite deslucido donde los nervios jugaron un papel preponderante. 

Gianni Moscone pobló el mediocampo y cortó muy bien el circuito de juego por las bandas que propuso el elenco comandado por Diego Landeiro. Aún así, el conjunto local tuvo sus oportunidades. La primera fue para Henry Sáez pero su cabezazo se fue al lado del palo y sobre los 20 el arquero de Unión le tapó muy bien un remate a Maxi Carrasco. Emiliano Cognini empezó a erigirse como la figura del encuentro a los 34 con una soberbia atajada ante un cabezazo en la puerta del área chica de González. La polémica del encuentro se dio cuatro minutos más tarde, cuando todo el banco local reclamó un penal sobre Sáez. Román Domínguez, por su parte, señaló que la falta había sido fuera del área.

En el complemento la historia fue muy distinta.Unión empezó a creer en la obtención del campeonato cuando Pablo Macsad peinó un tiro libre ejecutado por Martín Sánchez y puso el 1-0. El tanto de la visita le puso emoción al encuentro y aumentó la tensión dentro del campo de juego. Sobre el cuarto de hora Leandro Córdoba y Rodrigo Mora vieron la tarje roja y dejaron a sus equipos con diez.Tras las expulsiones, Unión se replegó mucho más cerca de Cognini y La Amistad fue con todo en busca de la igualdad. Los dirigidos por Landeiro fueron un vendaval hasta que lograron el empate, a los 40. En el medio; Calanni salvó en la línea al Mago, Carrasco se lo perdió para el local y Esparaza estrelló un remate en el palo. A cinco del final, Nelson Seguel, que ya estaba jugando como delantero, encontró el empate luego de una serie de rebotes en el área visitante. La última del encuentro fue para La Amistad pero Macsad, en la línea, le ahogó el grito de gol.

Así fue como llegó la definición por penales, donde Emiliano Cognini se convirtió en el héroe de los Magos. El arquero visitante contuvo los tres primeros disparos (Sáez, Villacorta y González) de los cipoleños. Sólo Monsalve anotó para el local. Para Unión, en tanto, Pasqualini y Burgos hicieron los suyos pero Ferreyra le puso emoción cuando tapó el remate de Calanni. Luciano Cognini, hermano del arquero, fue el encargado de convertir el penal definitivo que dio rienda suelta al festejo de Unión

Como lo hizo a lo largo del torneo, Unión jugó la final con mucha personalidad. Se reconoció inferior a su rival, potenció sus virtudes, fue efectivo cuando lo necesitó y logró quedarse con el campeonato. Ocho años después, el Mago volvió a brillar.

Fuente y fotos: http://www.rionegro.com.ar

Deja un comentario

Top