Estás aquí
Home > Consejo Directivo > Informe Especial Nº16: Sergio Romero

Informe Especial Nº16: Sergio Romero

Se trasladó a Comodoro Rivadavia (Chubut) a los diez años al igual que toda su familia. Tiempo después se unió a la Comisión de Actividades Infantiles. Durante una gira por Buenos Aires, el equipo jugó un partido contra Racing Club, que luego de ver su actuación lo convocó para hacer una prueba, quedando finalmente en el club. Por ese entonces, se debatía entre el basket y el fútbol donde el entrenador de baloncesto Enrique Tolcachier tenía la intención de incorporarlo las divisiones inferiores de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

EL COMIENZO

Sergio Germán Romero nació en Bernardo de Irigoyen, un pueblo de Misiones, el 22 de Febrero de 1987.

“De chico miraba a mi hermano Diego, que tenía sus guantes, su buzo y yo le pedía que me pateara a cada rato. Pero también me encantaba tirarme al piso y barrer la pelota o llevarme puesta alguna pierna también. Cuando me aburría en el arco pedía jugar de otra cosa”, recordó sobre la indecisión que lo invadía cuando apenas tenía ocho en su Misiones natal. De todos modos, fue poco el tiempo que tuvo para dudar, porque un año después la familia se fue a Chubut, más precisamente en Comodoro Rivadavia y con ese cambio llegó una práctica más formal del deporte. No faltaba mucho para que la Comisión de Actividades Infantiles, más conocida como la CAI, lo sumara a sus filas.

Rosa Guaymas era la directora técnica de Almirante Brown de Comodoro, un club de fútbol sala de la zona, y también era la mamá de uno de los amigos de Sergio. Ella fue quien lo invitó a tener su primera experiencia como arquero. Resulta que al equipo le faltaba quien se pusiera bajo los tres palos y Checho, apodo con el que era conocido de pequeño, aceptó el desafío.  Tan buena fue su actuación en el primer partido del torneo organizado por el club Jorge Newbery que Rubén Díaz Paris, un representante de la CAI, se le acercó para decirle que las puertas del club estaban abiertas para que vaya a probarse. El joven guardavalla de tan solo 10 años nuevamente aceptó el ofrecimiento y apenas unas semanas después ya estaba formalmente inscripto en uno de los participantes del Torneo Argentino A

De buzo azul y verde, Sergio Romero representando a la CAI

Fueron cinco años en la Comisión y un sinfín de recuerdos que aún hoy permanecen en la memoria y así lo recuerda el propio protagonista. “En la CAI viví gran parte de mi infancia, tanto en la vida personal como en el fútbol, ya que salía de la escuela y mis padres me llevaban directo al club, fueron 5 años en los cuales aprendí tantas cosas de Alberto Bellido, de Mario Amado, del gato Monteccino, de Hugo Doria, de Oscar Nuñez, del mono Perez, seguramente algún nombre se me habrá escapado pero hoy me da un gusto enorme poder nombrarlos acá para que ellos sepan que cada cosa que me dijeron o enseñaron en los lugares de entrenamientos, como lo fue el liceo o la playas del Stella Maris, fueron bien recibidas y es el día de hoy que las sigo poniendo en práctica. Defendiendo los colores del Azurro en esas mañanas de tanto viento, en tantos fines de semanas, en las distintas canchas de la liga de Comodoro, hoy puedo mirar esos recortes de diarios que tengo y volver a revivir cada momento me produce algo tan especial que ni yo mismo encuentro las palabras para expresarlo”

El nexo con la Patagonia y las raíces de nuestra región lo unen con otras ciudades y clubes. A fines de la década del ’90 defendió el arco de Belgrano de Esquel, a préstamo para uno de los “pre-mundialitos” que se realizaba en Bariloche y que otorgaban plazas para el “Mundialito” final que organiza el Deportivo Roca. Esa competición descolló no solo por su talento, sino por la enorme estatura para el promedio de los chicos de su edad, consagrándose como mejor arquero y su equipo campeón del torneo por amplia diferencia.


Con gorra roja Sergio Romero con la camiseta de Belgrano. Foto Alexis Jacobsen

En 2003 viajó a Buenos Aires para jugar contra Racing y la historia que se había dado después de aquel partido con Almirante volvió a repetirse, porque luego de una buena actuación que impresionó a la gente de la Academia le ofrecieron quedarse y nuevamente respondió favorablemente

¿BASKET O FÚTBOL? EL CRECIMIENTO EN RACING Y LOS PRIMEROS PASOS CON LA CAMISETA ARGENTINA

“Dele Ramón, ¿por qué no me trae al más chico? Que es un fenómeno con el aro”, pedía Enrique Tolcachier, reconocido entrenador del básquet argentino, a Ramón Romero, padre de Sergio, cada vez que se lo cruzaba en los pasillos del club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

Corría el año 2003 y el arquero de la Selección Argentina estaba dando sus primeros pasos en Racing como futbolista, pero extrañaba a la familia y la idea de volver a estar cerca de los suyos casi lo aleja definitivamente de la práctica del deporte que años después lo haría conocido. “Mi viejo me comentó lo que le había dicho Tolcachier y me dejó dudando. Le dije que me volvía y Betty, mi mamá, agarró enseguida. Pero mi papá me aconsejaba que lo pensara bien y me recalcaba que estaba en un club grande, que tenía futuro en el fútbol, que ya había dado el paso más difícil. Estuve una semana debatiéndome entre el sí y el no, y al final me quedé”, confesó alguna vez el arquero sobre ese momento clave para su carrera.

Sergio “Chiquito" Romero | Wiki | Fútbol Amino ⚽️ Amino

Pasado ese momento de duda y luego de jugar un año en la Sexta División, una leyenda del arco argentino y de la “Academia”, Ubaldo Fillol, decidió sumarlo a los entrenamientos con el primer equipo. A partir de allí el ascenso fue meteórico: Un año bastó para que fuese convocado por primera vez a un partido profesional (vs Vélez donde fue suplente). En 2006, firmó su primer contrato profesional con Racing.

Romero debutó con Racing el 11 de febrero de 2007, en un empate 1:1 ante Nueva Chicago por la primera jornada del Torneo Clausura, ​aunque pasaron dos meses hasta que ganó un lugar en la formación titular, de la mano del entrenador Reinaldo Merlo. Fue frente a Godoy Cruz y finalizó en victoria por 4-2, con la curiosidad que sería el último donde vistió la camiseta de Racing.

Los argentinos que brillaron en el Sub 20 antes de ser estrellas mundiales  | 90min

El 18 de junio de 2007, Romero fue convocado por el entrenador de la selección argentina sub-20, Hugo Tocalli, para jugar la Copa Mundial de la categoría realizada en Canadá donde el seleccionado argentino se consagró campeón. Meses antes, también disputó el Campeonato Sudamericano de 2007.

EL PASE A EUROPA, LOS DIFERENTES CLUBES Y LA SELECCIÓN ARGENTINA

​En marzo de 2007 fue fichado por el AZ Alkmaar (equipo neerlandés) donde permaneció por cuatro temporadas pegando el salto al viejo continente. Entre los hechos más destacados, encontramos en la temporada 2008-09 donde marcó un record en la institución permaneciendo durante 10 partidos sin recibir goles. Durante ese mismo año, se coronó campéon de la Liga Eredivisie y la Supercopa de los Paises Bajos obteniendo el pasaje a la Champions League del año siguiente.

Mientras militaba en el conjunto con camiseta roja y blanca, tuvo una de sus grandes alegrías con la Selección Nacional. En 2008, ganó la medalla de oro con la selección olímpica en los Juegos Olímpicos de Beijing. Durante el torneo no le tocó ocupar la titularidad, pero en las semifinales debido a la lesión que Oscar Ustari sufrió, debió ingresar. La final también lo tuvo como protagonista en los 11 titulares.

Sergio Romero habló tras quedarse fuera de la Selección argentina: “Les  cuesta sacarme con 12 partidos al año, imaginate si juego 40" | TN

El 2009 siempre será un año de recuerdo para Romero porque en septiembre, debutó con la Selección Mayor Argentina por las Eliminatorias al Mundial de Sudafrica 2010 frente a Paraguay en lo que fue derrota 1-0. En ese momento, el seleccionado dirigido por Diego Maradona se encontraba luchando por la clasificación y el “10” confió en “Chiquito” para los partidos definitorios luego de varios cambios de arqueros y movimientos dentro del equipo. Un año después y con la clasificación en el bolsillo, el propio Maradona lo convocó al Mundial donde estuvo presente en todos los encuentros que disputó el seleccionado hasta la eliminación en cuartos de final a manos de Alemania.

El 23 de agosto de 2011, Romero firmó por tres años con la Sampdoria que recientemente había descendido de categoría, pero que a la temporada siguiente y con “Chiquito” en el arco, logró el ascenso a la Serie A. Esa misma temporada disputó la Copa América con el seleccionado argentino y en los años siguientes, todo el proceso de las Eliminatorias pensando en el Mundial de Brasil 2014. Si bien alternó la titularidad en su club, no se encontraba conforme y por eso a mediados del 2013, se fue a préstamo por un año al Monaco de Francia donde tampoco pudo tener la preponderancia pensada. Mientras estaba en el conjunto francés, llegó la convocatoria por parte de Alejandro Sabella para disputar su segundo Mundial consecutivo. La historia es más que conocida con la derrota en la final vs Alemania y el encuentro de semifinales vs Holanda donde el oriundo de Misiones y Comodoro Rivadavia se lució en los penales.

Sergio Romero renueva con el Manchester United hasta 2021 - AS Argentina

En julio de 2014, Romero volvió a la Sampdoria y durante el último año de su contrato con el club italiano, disputó varios encuentros dejando una gran imagen lo que le valió un importante interés de varios clubes grandes del viejo continente. El 26 de julio de 2015, se oficializó su pase en condición de libre al Manchester United, equipo donde aún permanece con contrato hasta mediados de 2021. Una FA Cup, una Community Shield, una Copa de la Liga y una UEFA Europa League son los cuatro títulos que “Chiquito” logró con la camiseta “Red devil”. En todos estos años, ha tenido actividad reiterada sobre todo en los partidos de copas nacionales o internacionales con destacadas actuaciones.

Con la camiseta celeste y blanca, durante este periodo, superó a Fillol como el arquero con más presencias en el seleccionado disputando la Copa América de Chile en 2015, la Copa América Centenario en Estados Unidos en 2016 llegando a la final en ambas competiciones y cayendo ante Chile. También disputó casi todos los encuentros de las Eliminatorias Sudamericanas de cara al Mundial de Rusia 2018, donde Argentina logró clasificarse en la última fecha. El DT, Jorge Sampaoli, lo había incluido dentro de la nómina para disputar la competencia internacional de selecciones, pero una lesión en su rodilla derecha pocos meses antes, lo privó de la posibilidad. Su última presencia con la camiseta Argentina fue post Mundial donde disputó una serie de amistosos vs Brasil e Irak siendo titular y ante la ausencia de Messi, también capitán. 

RECONOCIMIENTO Y EL CARIÑO QUE NO SE OLVIDA

Romero fue declarado ciudadano ilustre de Bernardo de Irigoyen, ciudad de donde es oriundo, luego del Mundial 2014. Esta mención se dio a conocer en el acto por el 93º aniversario de la localidad. En Comodoro Rivadavia tampoco faltaron los agasajos, durante la competencia mundialista y posterior a las semifinales donde Sergio tuvo tan destacada actuación, en la Municipalidad se colgó una gigantografía con la consigna “orgullosos”

FUENTE: EL PATAGÓNICO, REDES SOCIALES OFICIALES CAI, WIKIPEDIA, LA NACIÓN, EL GRÁFICO, NOTICIAS DEL BOLSÓN, NOTICIAS DE ESQUEL

FOTO: CAPTURA VÍDEO CAI SEMILLERO PATAGÓNICO, EL PATAGÓNICO, NOTICIAS DE ESQUEL

Deja una respuesta

Top